• Reglas del Foro Reglas del Juego Guias Ayuda y Preguntas Eventos Solis Support

    Se recuerda a todos los usuarios que para acceder a los contenidos del foro en su totalidad han de estar REGISTRADOS





El Asedio

  • Autor de hilo DeletedUser1945
  • Fecha de inicio

DeletedUser1945

Guest
Sangre…
Sangre pegada al cuerpo. Sangre seca y pelos en el filo de la espada. Sangre en la tierra y en el agua. Sangre es lo que se huele, se ve y se siente en todo lados.
En el mar todo es negrura de humo, maderas que se queman con estandartes mezclados, ya no dejan distinguir si son aliados o enemigos.
Una criatura alada se alimenta de un arquero arrancado abruptamente de su torre, invitando a un festín informe de carne y horror.
En las alturas, los dioses parecen inquietos, peleando entre ellos, sabiendo que habrá mas destrucción.
Los escombros rehacen nuevas estructuras escalofriantes, mezcladas con los huesos de hombres y bestias aplastados.
Todo es confusión, todo es pavor.
Y mientras el enemigo se acerca, miro a los costados. Ahí están todos los que necesito, y nadie mas. Estoicos, simples y cansados, respiran con dificultad mis compañeros de armas, temblando sus piernas, casi al borde del calambre después de una eternidad de luchas. Sus ojos al frente viendo lo que se avecina, sin saber si los refuerzos llegaran o no a tiempo.
El miedo ha pasado hace mucho tiempo, y ha dejado paso a la inevitable sensación de abandono. Solo tengo a mis hermanos a mi lado, y ellos me tienen a mi, es lo único que hace falta para una victoria eterna, o para una muerte honrosa.
Atrás queda el sol herido de muerte, expulsando sus rayos ensangrentados, muriendo su camino en busca de una vista que no este plagada de cadáveres.
Un grito resuena entonces, como dando permiso a la muerte para que vuelva a mostrar su lúgubre sonrisa en la arena escarlata.
Le siguen muchos mas gritos empujando un aliento que se hace pavor mas allá de las líneas enemigas.
Acá estamos, no nos vamos hasta que el último se haya llevado su cuota de cuerpos cercenados a la eternidad.
Y avanzamos…
Por la única senda que nos queda. Pelear es nuestra elección, y la suerte no nos preocupa. Mientras la noche nos proteja, el fuego será nuestro amigo y buscaremos vencer o morir.
Los dientes apretados, los brazos otrora cansados se tensan una vez mas, las bocas resecas saludan la matanza, y avanzamos. Solo queda por delante el enemigo y con el, la gloria.
Ya sabrá que hacer la oscuridad que es nuestra amiga, para redimir tanta sangre y muerte desparramada en esta tierra.





Dedicado a todos los entusiastas de este juego, pero en especial y humildemente a mis compañeros de la mejor alianza que el destino me regaló, - DarksiderS -.